Prestamos sin aval

prestamos sin aval

¿Por qué solicitar préstamos sin garantía?

En síntesis, los préstamos sin garantía o préstamos inmediatos sin aval son aquellos que se caracterizan por no poseer caución en garantía o aval.

No obstante, dicha definición no es lo suficientemente completa como para entender en su totalidad lo que verdaderamente son los préstamos sin garantía. Por ello, a continuación podrá conocer diversos conceptos que le permitirán saber a profundidad qué es un préstamo sin garantía.

¿Qué son los préstamos sin garantía?

1. El préstamo sin garantía consiste en un arreglo, donde una determinada persona (prestatario) adquiere el acceso de un crédito, con la particularidad de que no tendrá que pactar o comprometerse a ofrecer ninguna clase de garantía. En consecuencia, la persona que solicita el préstamo no tendrá que brindarle al prestamista ninguna clase de propiedad o bien que, en caso de no cumplir con el pago en el tiempo estipulado, la entidad use por su incumplimiento.
2. Los préstamos sin garantía, también son llamados préstamos sin aval, préstamos en efectivo sin aval, créditos sin garantía, préstamos de dinero sin aval o créditos sin aval. Éstos se conocen en todo el mundo por ser uno de los tipos de préstamos más fáciles y seguros de conseguir dinero inmediato por medio de una entidad financiera. Aquí, el prestatario no se ve en la necesidad de contar con un aval o avalista para lograr la aprobación del préstamo. Esto significa que los préstamos sin aval básicamente son aquellos donde se brinda la garantía de la persona que lo pide, o sea, del prestatario, sin ser indispensable ningún aval extra para que la petición sea admitida.

Algunas características

Como se hizo alusión en un inicio, los préstamos sin aval son aquellos que se caracterizan por no poseer caución en garantía o aval, mención que sin lugar a dudas constituye la cualidad principal de éstos préstamos.

Sin embargo, tal característica no es la única, existen otras de gran importancia que toda persona interesada en solicitar alguna vez o de manera constante préstamos inmediatos sin aval debe saber.

Por lo tanto, en seguida sabrá dos características adicionales de éstos excelentes préstamos:

  • Los préstamos sin garantía se aprueban con base al prestigio o fama que posea el prestatario junto a su historial crediticio. Es decir, la aceptación de una solicitud de un préstamo sin garantía no se fundamenta en el valor que contenga un activo subyacente, sino que por lo general se apoya en la dos condiciones anteriormente mencionadas.
  • A partir de los préstamos en efectivo sin aval, es posible que el prestatario sea poseedor de sumas de dinero que dependerán de la entidad bancaria o financiera que escoja para concretar dicha operación.

¿Qué se puede usar como garantía?

prestamos sin avalActualmente no es posible establecer con certeza qué cosas el prestatario puede utilizar como garantía en la solicitud de un préstamo. Dentro de los motivos más significativos se encuentran los estatutos por los cuales se rigen las entidades que se encargan de ofrecer préstamos y del ordenamiento jurídico de cada país o ciudad que regulan estas actividades puesto que siempre serán diferentes.

Pero, ciertamente en la mayoría de los casos coinciden por permitirle a la persona que solicita un préstamo, fijar como garantía automóviles, máquinas, motocicletas, joyas, otros bienes muebles de valor y por su puesto casas, apartamentos u otra clase de bienes inmuebles. Todo dependerá de las normas de cada país y de la entidad financiera. Por ello es importante consultar con el ente para saber con qué cuenta para evitar futuros inconvenientes o pérdida de tiempo en un tipo de préstamo en el cual se le hace imposible solicitarlo.

¿En qué situaciones son los préstamos no garantizados los más útiles?

Debido a que los préstamos sin garantía destacan por no requerir ningún aval, entonces solicitar uno es más útil cuando el prestatario no cuente con bienes (muebles o inmuebles) que pueda emplear como garantía.

También es de gran provecho solicitarlos al momento en que el prestatario no desee poner en peligro sus bienes o cuando ya los haya destinado como aval en otras actividades.

Asimismo, los préstamos sin aval son convenientes en cuanto al tiempo. Es decir, aquellos prestatarios que necesitan con urgencia un préstamo que no le lleve tanto tiempo conseguirlo puesto que no dispone del tiempo para ello, el préstamo sin garantía es perfecto. La razón se debe a la falta de garantía ya que la entidad que eligió no le exigirá ningún papeleo que implique un conjunto de revisiones que conlleve mucho tiempo.

¿Por qué debe tomar precauciones con un préstamo sin garantía?

Al momento en que el prestatario no pague el préstamo que solicitó, debe atenerse a las consecuencias que puedan derivarse por no pagar a tiempo. En consecuencia, los resultados negativos que pueda conseguir por el incumplimiento en la obligación que adquirió serán mayores y de más riesgo. El motivo es por tratarse de préstamos en efectivo sin aval donde el ente financiero no tiene ningún bien de qué hacerse dueño.

En este sentido, los créditos sin aval, normalmente tienden a pedirle a los prestatarios un montón de requisitos de calificación de crédito y de ingresos más rigurosos, así como también la fijación de tasas de intereses más altas y lapsos de préstamos más cortos en comparación con otros préstamos, todo por la misma razón, ausencia de garantía.

¿Por qué algunos tipos de préstamos requieren garantías y otros no?

La razón más representativa que se encarga de ser el fundamento principal por el que algunos préstamos requieren garantías y otros no se debe a que frecuentemente se solicitan como adición para de esa manera ratificar el repago del crédito en caso de que el prestatario no haya ejecutado la devolución del préstamo en el tiempo y con los montos pactados.

Asimismo, el tamaño, destino y los plazos del préstamo junto con la certeza de repago, la situación actual del prestatario y obviamente su historial de crédito juegan un rol relevante y determinante en los motivos por los cuales algunos tipos de préstamos solicitan aval y otros no.

Cabe resaltar que las mencionadas razones son bastante acertadas en cuanto a las garantías de algunas clases de préstamos puesto que la entidad que los concede debe contar con un respaldo y cuidarse de posibles impagos.

anuncio